Desde los meandros.

De todo un poco pero abreviando (no como los meandros).

La lucha de Cecosesola. 5 noviembre 2013

Cecosesola es una cooperativa que nació a finales de la década de 1960 en Barquisimeto, Venezuela. Nació como una cooperativa de cooperativas que prestaba servicios funerarios. Como la propia cooperativa cuenta en el libro “¿Hacia un cerebro colectivo?” (Cecosesola, 2009) en los orígenes, la estructura y el funcionamiento de la cooperativa respondían a los valores llevados a cabo por las empresas del sector: unos trabajadores desligados de la toma de decisión, una estructura jerárquica y un principal objetivo económico.

Todo comenzó a cambiar en la década de 1980 cuando Cecosesola consiguió la concesión de los autobuses en Barquisimeto. Allí se estipuló que el precio del billete no debería subir porque es un servicio público y que los conductores cobraran un sueldo acorde a su trabajo. Además, el Gobierno no hacía efectivo un pago que correspondía a Cecosesola por el desempeño de la función. Dentro de la propia cooperativa había conductores que pedían triplicar el sueldo a pesar del déficit que tenía la cooperativa, volvemos de nuevo al tema del individualismo (anteponer el beneficio propio a corto plazo sobre el bien común).

Al final, desde la administración se apeó unilateralmente a Cecosesola del control de los autobuses y ofreció a los chóferes la posibilidad de integrarse como asalariados para gestionar al servicio. Algunos aceptaron, pero otros se pusieron en pie de guerra. Esto provocó que los asociados se hicieran cargo de decenas de familias que habían perdido su forma de sustento e incrementó enormemente las deudas de la cooperativa. No obstante, la solidaridad entre los asociados alcanzó límites insospechados y permitió que se dejaran de lado las ideas jerárquicas porque las reuniones se multiplicaron, se fueron los menos comprometidos y había un frente común que permitía aunar esfuerzos. ¡Aquí reside la clave de lo que hoy es Cecosesla!

Desde la cooperativa se decidió luchar por los autobuses y se consiguió al cabo de unos años. La cooperativa no obstante estaba con una deuda ingente, aunque tremendamente reforzada por los años de trabajo en pro de causa justa. ¡Ese trabajo hombro a hombro lima cualquier aspereza! En un momento se decidió vender los excedentes, que una cooperativa asociada de producción agrícola no podía vender, y se habilitó un autobús para eso. El éxito fue rotundo, todo vendido. Pocos pensaban que en ese momento ya estaba todo encaminado hacia el éxito: una cooperativa que había encontrado su forma de organizarse (horizontal y participativa) y una forma de sustentar a la propia cooperativa (la venta de productos agrícolas).

Las ferias agrícolas se propagaron por doquier y la participación fue incrementándose, a pesar de ir creciendo el número de asociados. Las asambleas se fueron propagando y los asociados tomaron conciencia de la responsabilidad que asumían como miembros de la asamblea, a la par que eran conscientes de las posibilidades que tenían entre manos. Hoy en día Cecosesola tiene 20.000 asociados y 1.300 trabajadores asociados con una participación horizontal y sin cargos jerárquicos.

Bibliografía:

Cecosesola, 2009. ¿Hacia un cerebro colectivo? Editorial: MC Editora C.A. Barquisimeto (Lara, República Bolivariana de Venezuela).

Anuncios
 

El castellano en Venezuela es muy distinto. 28 octubre 2013

Filed under: Venezuela — Aznar @ 13:16
Tags: , , , , ,

Nota: este artículo fue publicado el 28 de noviembre de 2011 en Heraldo de Aragón. Y como lo hice yo, lo traigo al que es mi blog.

El único idioma oficial en toda Venezuela es el español aunque la Constitución sí reconoce otras lenguas minoritarias de origen indígena. El venezolano habla en español con multitud de palabras y expresiones desconocidas en otros países hispanohablantes. Tanto es así que si se habla con personas que emplean un ‘argot’ muy coloquial no se entiende prácticamente nada.

El primer día en Venezuela hice un viaje en coche y un bote me despertó. En ese momento el conductor me dijo con total naturalidad que eso que acabábamos de cruzar era un ‘policía acostao’ y que ahora venía otro más ‘barrigudo’. Ante mi cara de pavor el conductor me explicó con un ataque de risa que en Venezuela cuando se dice ‘policía acostao’ se hace referencia a una banda de deceleración.

Es solo un ejemplo pero hay innumerables anécdotas con expresiones jamás escuchadas en Europa o con palabras que significan algo totalmente diferente. Tal es el caso de los verbos ‘coger’ y ‘acabar’. En Latinoamérica el primero indica la realización del acto sexual y el segundo la finalización del mismo. Entonces la frase tan normal en Aragón de “fui a cogerlo a la estación” aquí se convierte en una imperdonable confesión de escándalo público.

También hay otras lenguas indígenas que aún se conservan en el país. Al igual que sucede en todo el planeta con las lenguas nativas, en Venezuela también son extremadamente minoritarias y languidecen ante el ineficacia gubernamental -algo parecido a lo que sucede con el aragonés en nuestra Comunidad pero en Aragón más que ineficacia habría que decir pasotismo gubernamental-.

Si el nivel de dominio de otros idiomas en España es bajo, en Venezuela la situación aún es peor. Poco ayuda el hecho de que, como en España, la mayor parte de la programación sea doblada al español –con acento latino, por supuesto-.
La carencia de Venezuela en materia de lenguas foráneas es un problema detectado por el Gobierno desde hace años. Se instituyó una ‘misión’ para paliar el problema con clases gratuitas de inglés. Las misiones son fundaciones públicas destinadas a mejorar la calidad de vida de la población. Probablemente sea una de las mejores medidas del Presidente Chávez. Al menos la teoría es perfecta, el problema sobreviene al implementarse porque se encuentra con numerosos obstáculos.

 

Hasta siempre Chávez. 9 marzo 2013

Siempre he sido muy reacio a identificar los logros del pueblo venezolano con su figura más visible, la de Hugo Chávez. No obstante, si alguna vez debía considerarse una excepción, ésta ha llegado con su fallecimiento.

Es evidente que el proceso que vive Venezuela no es obra de una sola persona, pero también es evidente que no sería el mismo sin Chávez. Se han escrito innumerables líneas sobre los logros de la Revolución Bolivariana dentro y fuera de Venezuela: descenso de la población bajo el umbral de la pobreza, plena alfabetización, disminución del paro a la mitad, formación del ALBA y del Banco del Sur y un largo etcétera. Hay cientos de datos que avalan la gestión si se tienen en cuenta los precedentes y el pulso de la sociedad venezolana, en otras palabras: poco más se podría haber hecho con lo que había. En cualquier caso, y como excepción, centrémonos en el Presidente.

chavez-lluvia-580x254

Sobre su gestión responden los datos. Pero hay algo que no puede ser únicamente explicado por los datos: los millones de personas que estos días lloran su muerte, aun cuando muchos de ellos jamás lo han conocido en persona. Nunca le han estrechado la mano, pero han compartido con Chávez más que con muchos familiares y amigos. No es habitual encontrarse con personas que son capaces de comunicar y razonar durante varias horas seguidas como hacía Chávez. ¿Alguien se imagina a Rajoy o a Merkel hablando seis horas seguidas sin guión? La que se montaría…

El Comandante creció en el estado llanero de Barinas. Su hogar carecía de televisión y su abuela Rosa Inés se encargaba de ocupar parte del tiempo que en otros hogares se consume frente al electrodoméstico parlante. Los relatos pacientes e ingeniosos de la que el pequeño Hugo llamaba “Mamá Rosa” rebosaban humildad e influyeron años después en su capacidad de oratoria. En la actualidad es más fácil encontrar en los hogares con pocos recursos una televisión que un vaso de leche. Suerte que en el Barinas de los años sesenta esto no fuera así.

Por ello, las próximas generaciones, con casi toda seguridad, no verán en ningún lugar del planeta a una persona de la humanidad de Chávez dirigiendo un país. Al fin y al cabo, ¿qué hay más humano que hablar, escuchar y reflexionar? La capacidad dialéctica del Comandante era tal que algunos taxistas de Venezuela se afanaban en cambiar de emisora en cuanto oían su voz al grito de: “cambio que me convence”. Por muchos datos y capacidad que se posean, si no se quiere o puede escuchar y reflexionar, poco se puede hacer. ¿Cómo alguien puede temer a ser convencido?

El temor a ser convencido produce una angustia que se magnifica en el lecho de muerte. Chávez fue extremadamente coherente, siempre del lado de la palabra y el diálogo. Dejó este mundo con la misma tranquilidad con la que Mamá Rosa le contaba las historias en Barinas y, sobre todo, nos legó una forma humana de hacer política y una Revolución que ahora tiene que madurar, nunca mejor dicho.

 

¡Escapemos de los mercados! Latinoamérica lo hizo. 13 diciembre 2012

Solemos pensar, influenciados por los grandes medios de comunicación, que la crisis actual es un problema reciente. A lo largo de la historia se han producido numerosas situaciones que han tenido los mismos objetivos que persigue esta crisis, tanto dentro como fuera de España. Nos centraremos en las que han tenido lugar en Latinoamérica porque están perfectamente documentadas y la mayoría son muy recientes. Acercándonos a esa Latinoamérica conoceremos mejor nuestra situación. Comenzamos por un ejemplo algo lejano pero muy ilustrativo: en el siglo XIX Paraguay se encontraba a la vanguardia de América Latina y padeció una terrible guerra que le impidió seguir con sus políticas proteccionistas y de servicios públicos (Galeano, 1971). Hoy se sabe que esta guerra estaba promovida por el Reino Unido, cuyas empresas tenían grandes intereses en la zona.

La forma de presentación del colonialismo ha cambiado a lo largo de los años, no obstante, sus consecuencias y objetivos son idénticos. Se pretende conseguir que la riqueza siga distribuida de forma desigual, cada vez los ricos son más ricos y los pobres más pobres. ¿Por qué? Porque es la única premisa que asegura en todos los casos que aquel que tiene mucho lo siga teniendo siempre. Ahora, quizás, veamos más claramente la similitud entre el Paraguay del XIX y la España del XXI. Los colonizadores eran antes países (primero el Reino Unido, después Estados Unidos, entre otros) que actuaban gracias a embajadores manipuladores y el ejército, sin embargo ahora son los grandes grupos financieros y de inversión los que condicionan a los gobiernos a través de la economía.

Las políticas que hoy en día se implementan en España son fiel calco de las que Latinoamérica sufría hace unos lustros (Venezuela en 1989, Perú en 1992, Argentina en 2001, etc.). Todo se reduce a la invención de una excusa para implementar las políticas neoliberales. En España esa excusa fue la deuda de los bancos, empresas privadas que contrajeron miles de millones de euros de deuda durante el desarrollo de su actividad privada y que el Gobierno de España decidió convertir en deuda pública mediante sucesivos rescates a la banca. Una deuda pública que, a pesar de todo, hoy en día sólo supone el 25% de toda la deuda de España. No obstante, la cifra global que debe cada español asciende a la escandalosa cifra de 61.000 € (datos de: INE, 2011 y Banco de España, 2012). Evidentemente, esta ingente cantidad de dinero que recibieron, en su mayor parte, las empresas y administraciones españolas no es un regalo. Tiene una serie de condiciones. Una serie de condiciones duras para la población. Duras y neoliberales. Igual que en Latinoamérica, pero también, igual que en Grecia y Portugal.

La supuesta crisis persigue destruir los derechos ciudadanos. Imagen sacada de: http://fahrenheit2012.wordpress.com

La supuesta crisis persigue destruir los derechos ciudadanos. Imagen sacada de: http://fahrenheit2012.wordpress.com

Las medidas neoliberales pretenden perpetuar la ya citada premisa de que el rico es cada vez más rico y el pobre cada vez más pobre, eliminando aquellos parches (sanidad pública, educación pública, etc.) que las minimizaban. Probablemente en España no somos conscientes de la magnitud del problema al que nos enfrentamos por el simple hecho de padecerlo después de Latinoamérica, histórico campo de experimentación. Como veremos a continuación, el intento de aplicar estas medidas en algunos países fue un auténtico fiasco para los intereses neoliberales, porque el pueblo se reveló y gritó “basta” (Haití, Argentina, Ecuador…). Los neoliberales aprenden rápido y no sería lógico que volvieran a apretar la tuerca tan apresuradamente como en esos países. No pueden permitirse un Chávez o un Correa en Europa, ya se vio el miedo inculcado a los griegos ante la previsible victoria de Syriza. La privatización de la sanidad o la educación no será drástica. Las subidas de precios de los productos básicos será paulatina, al igual que lo será la disminución de los salarios. Por tanto es fundamental la formación para conocer cuál es el objetivo final de estas políticas y adónde nos llevan a medio y largo plazo si no ponemos remedio. La sociedad, generalmente, sólo se revela cuando los recortes son tremendamente graves y le impiden realizar sus actividades más primarias, pero le cuesta más si esos recortes se hacen paulatinamente. Aunque termine en el mismo nivel, no percibe el cambio porque nuestra memoria en este sentido es muy frágil. La losa que se nos viene encima es imponente, tal y como lo es nuestro enemigo, pero somos la inmensa mayoría y como han demostrado numerosos países de Latinoamérica es posible destruir ese modelo egoísta, excluyente y desigual que nos pretenden imponer.

El proceso no es sencillo, el pueblo venezolano, por citar un ejemplo, reaccionó ante esas medidas que le oprimían. Pero es un proceso largo y doloroso (véase el artículo sobre Venezuela), con muchos años de ostracismo, muchos muertos y mucho trabajo en la sombra. La violencia es la herramienta del capitalismo cuando el pueblo está formado y ya no le sirven los grandes medios de comunicación, ahí se quita la máscara y se muestra sin tapujos. Venezuela lo sufrió en su tristemente célebre Caracazo de 1989.

Pero no podemos ser pesimistas. Nunca se debe ser pesimista ante una situación cuando su solución está en nuestras manos. Las medidas neoliberales afectan a todo el pueblo y está en nosotros la posibilidad de revertir el proceso. La posibilidad de invertir el 43,2% del presupuesto del país en servicios sociales como ha destinado Venezuela en 2012 y multiplicar, en doce años, los docentes por cinco (de 65.000 a 350.000), (Ramonet, 2012). La posibilidad de reducir la deuda externa en un 90% como hizo Rafael Correa en Ecuador con unas magistrales maniobras financieras, o en un 75% como consiguió Argentina plantando cara al FMI. Se suele cumplir el famoso pretexto de: “si te debo 100 euros tengo yo un problema, pero si te debo 10.000 millones de euros el problema lo tienes tú”. O conseguir, como en Cuba, el país más equilibrado del planeta entre desarrollo y sostenibilidad (datos de New Scientist; Brahic, 2008). Algunas de estas medidas que hoy en día son palpables en América Latina tienen su origen en la cooperación de los pueblos, especialmente por medio del ALBA. Organismo integrador en el que prevalecen la lógica social, la solidaridad y la cooperación entre sus integrantes; un modelo totalmente opuesto al de la actual Unión Europea.

En definitiva, es posible lograr una mejor realidad en la que prevalezcan las personas por encima del dinero y avanzando a la vez en el desarrollo del país, Latinoamérica lo demuestra. Es un proceso difícil porque la maquinaría del sistema se encarga de construir barreras que no dejan ver el bosque. Es necesario trabajar duro y a largo plazo porque los resultados tardan en llegar y el enemigo es muy poderoso, tanto que la mayoría aun ni siquiera lo vislumbra. Pero, ¿qué hay más bonito que luchar por un mundo mejor sabiendo que se puede lograr?

Bibliografía:

Banco de España. 2012. Financiación de los sectores no financieros. Residentes en España. http://www.bde.es/webbde/es/estadis/infoest/e0805.pdf

Brahic, Catherine. 2008. ‘Humanity at risk’ from ecological debt. New Scientist, issue 2628. http://www.newscientist.com/article/mg19626284.300

Fuente Primaria Blog. 2012. La deuda privada baja 340 euros por habitante el mismo trimestre que la pública sube 600. http://fuenteprimaria.blogspot.com.es/2012/03/la-deuda-privada-se-ha-reducido-340.html

Galeano, Eduardo. 1971. Las venas abiertas de América Latina. Editorial: Catálogos. Montevideo (Uruguay).

Instituto Nacional de Estadística (INE). Dato del padrón a 1 enero de 2011. http://www.ine.es/jaxi/menu.do?type=pcaxis&path=%2Ft20%2Fe260%2Fa2011%2F&file=pcaxis&N=&L=0

Quispe Sihuas, Hiram. 2001. Balance del Neoliberalismo en el Perú. http://www.monografias.com/trabajos11/badelneo/badelneo.shtml#altern

Ramonet, Ignacio. 2012. ¿Por qué Chávez? http://blogs.publico.es/dominiopublico/5912/por-que-chavez/

 

Latinoamérica Crítica, ciclo de Conferencias en Huesca. 23 julio 2012

El ciclo de conferencias se presenta con el texto que reproduzco a continuación. Para conocer mejor cada charla, dirigirse al cartel que aparece en la parte inferior. Y más información en la página del Círculo Solidario José Martí de Huesca. A modo de resumen, miércoles, jueves y viernes a las 19:00 en el salón de actos de la Diputación Provincial de Huesca.

“LATINOAMÉRICA ESCAPÓ DE LOS MERCADOS, ¡APRENDAMOS CÓMO!

La evolución de las sociedades latinoamericanas ha sido objeto de estudio en el Círculo Solidario José Martí de Huesca desde su creación el pasado invierno.

Uno de los males endémicos de América era que el dinero sólo se hallaba en la clase alta (consecuencia de la conquista y la lenta abolición de la esclavitud), la cual lo gastaba en palacios, joyas, etc. en lugar de reinvertirlo en crear más riqueza. Eso condujo al continente a una brutal dependencia del exterior y a la pobreza de la población. La situación española hoy en día conduce a ese punto, no hay tejido productivo ni industrial; la mayoría del dinero se dilapidó en la especulación hipotecaria.

Actualmente se está implementando en España una política que es fiel calco de las que Latinoamérica sufrió hace unas décadas. Esas políticas de servidumbre al FMI y al BM -desmantelar servicios sociales, subida de los precios, privatizaciones, etc.- destrozaron los países en donde se aplicaron (Argentina en 2001, Venezuela en 1989, etc.).

El punto de vista esperanzador es que el pueblo no pudo ser contenido por más tiempo por el poder mediático y, empujado por el hambre y la desazón, se unió para impulsar una serie de modelos sociales en los que pretende primarse la justicia, la dignidad, la solidaridad, la participación y, en definitiva, la soberanía popular.

La primera fase de trabajo del Círculo culmina con este ciclo de charlas y con la revista digital que saldrá publicada a final de verano. En la revista se encontrarán monográficos de varios países representativos del continente y una serie de artículos en los que se ponen de manifiesto aquellos puntos más interesantes. Consulte ya alguno de esos artículos: http://revolucionando.org/josemartihuesca/”

Con ganas se esperan la revista y las conferencias.

 

Zaragoza y sus zetas. 28 junio 2012

Doce de octubre de 2008. Estación Intermodal de Delicias, Zaragoza. Ha pasado casi un día desde que salí de mi casa en Venezuela. No tengo claro qué hora es, miro el inmenso reloj de la estación y marca las 20:20.

Me viene a recoger el que será mi jefe. Un viento atroz lucha por derribarme al salir de la estación. Mi jefe sonríe y dice que se llama Cierzo. Mi jefe se encuentra a un conocido y charlan durante un buen rato, dice que eso es un capazo. Me pregunto si todo en esta ciudad contiene la letra zeta, es embarazoso porque no consigo pronunciarla sin que suene a ese.

Veintidós de enero de 2011. Aeropuerto Internacional de Maiquetía, Caracas. Ha pasado casi un día desde que dejé Zaragoza, mi trabajo terminó. No tengo claro qué hora es, miro el sencillo reloj del vestíbulo y marca las 14:35.

Me viene a recoger mi familia. Un calor bochornoso lucha por derretirme al salir del aeropuerto. Mi hermana sonríe y dice algo que ni siquiera llego a escuchar. Mi atención se centra en una joven pareja de enamorados que se abraza como si no hubiera mañana.

El chico viste una camiseta del Real Zaragoza. Me dirijo a él para decirle lo bien que me he sentido en Zaragoza. A su novia, reticente, la animo a visitarla: “la mayor dificultad está en las zetas, son muy frecuentes”. Sin embargo, le digo que ese sonido también se encuentra en hospitalidad, honradez y nobleza. El chico, emocionado por mi entusiasmo, me ofrece su camiseta como último recuerdo. Evidentemente se lee Zapater, con zeta.

Imagen

Nota: escrito para participar en el II Concurso de Microrrelatos de la FABZ.

 

Transporte en Venezuela. 9 enero 2012

Rescato otro de los artículos que escribí para Heraldo de Aragón. Este está fechado el 12 de diciembre de 2010. Se pedía que se explicara cómo se había seguido en Venezuela el paro de los controladores aéreos españoles (recuérdese que es el puente de diciembre de 2010 en donde muchos ciudadanos se quedaron sin volar) y además cómo son los medios de transporte en Venezuela:

“El brutal paro de los controladores aéreos ha tenido bastante seguimiento en Venezuela. Los diversos medios de comunicación se hicieron eco del chantaje que dejó en tierra a numerosos turistas. Quizás habría sido más entendible hacer el paro entre semana en donde los daños serían para grandes empresas que suelen ser quienes viajan durante la semana y no en periodos de vacaciones, en donde los perjudicados son simples ciudadanos con ganas de desconectar unos días de la asfixiante rutina.

También yo lo padecí porque esperaba una gran variedad de productos aragoneses traídos por mi tío, quien me visita estos días. Prometí a mis amigos venezolanos deleitarles con un sabroso jamón de Teruel, la exquisita Trenza de Almudévar y la inconfundible longaniza de Graus el día de mi cumpleaños. Pero lo que tenía que llegar el sábado acabó llegando el martes por la mañana. En fin, la excusa para hacer otra fiesta.

El bus llega a todos lugares en Venezuela, además muy barato.

En general los vuelos nacionales en Venezuela son baratos para un europeo y la clase alta del país. Pero para la mayoría de la población los precios son prohibitivos. En los vuelos nacionales desde Caracas hay que tener mucho cuidado con el equipaje facturado porque los hurtos son frecuentes.

También hay vuelos internacionales bastante económicos hacia diversos países latinoamericanos y otros países que mantienen buena relación con el Gobierno de Venezuela.

El medio de transporte más usado es el autobús. Es el más económico debido a que la gasolina es tremendamente barata. El ferrocarril está en construcción y se espera que se abran tramos el año próximo.”