Desde los meandros.

De todo un poco pero abreviando (no como los meandros).

Reflexiones sobre Irán. 15 enero 2017

Irán cuenta con el dudoso honor de ser el primer país del mundo en el que la CIA organizó un golpe de estado contra un presidente elegido democráticamente. Hay que reconocer que hizo méritos para ello, no fue un galardón aleatorio. El presidente, Mossadegh, decidió en 1951 nacionalizar el petróleo y, como indica Kapuściński: “en aquellos años, atreverse a tomar una medida como la que había tomado Mossadegh era comparable a lanzar repentina e inesperadamente una bomba sobre Londres o Washington”. Dos años tardaron la CIA y el MI6 británico en orquestar un golpe de estado contra el bueno de Mossadegh. Después ya se sabe: entrada en prisión y, posteriormente, arresto domiciliario hasta su muerte. El pueblo persa, bastante orgulloso, no olvida con facilidad. Basta darse una vuelta por la antigua embajada estadounidense en Teherán para comprobar como sus paredes han sido pintadas con mensajes que advierten de las verdaderas intenciones del Imperio estadounidense.

101_3134

Uno de los murales en la antigua embajada de Estados Unidos en Teherán.

Al visitante le llaman poderosamente la atención los murales, las vallas publicitarias y los carteles en las farolas que empapelan Irán con caras masculinas: se trata de los combatientes que perdieron su vida en la guerra contra Iraq (entre 1980 y 1988). Una guerra en la que Sadam Hussein, que contaba con un ejército más potente, se quiso anexionar la provincia suroccidental de Irán, la más rica en petróleo. Irán suplió las diferencias armamentísticas con una llamada de voluntarios; en poco tiempo recibió a cientos de miles. Muchos sucumbieron en esa atroz guerra de desgaste en la que Hussein utilizó armas químicas. Más de treinta años después el recuerdo de estos mártires sigue presente en las calles de los barrios y los pueblos de Irán.

La religión oficial de la República Islámica de Irán es obviamente el islam, aunque se permiten otras religiones (cristianismo, judaísmo, bahaísmo y mazdeísmo). Una proporción importante del país no practica ninguna religión, especialmente en Teherán y las grandes ciudades. En el caso de las mujeres se hace más evidente porque especialmente las mujeres jóvenes se saltan el “Código de vestimenta” como rechazo a esa imposición. Así pues, estas mujeres llevan el pañuelo caído mostrando gran parte del cabello, casi como si se tratara de una bufanda alta; se pitan las uñas o se las colocan postizas, se maquillan, etc.

Debido a la religión, Irán es un estado único en el mundo, puesto que es el único cuya religión oficial es el islam en su rama chií. Los diferencia de los suníes (mayoritarios en el mundo musulmán, pero no en Irán) en algunos aspectos históricos y en que se rigen por dos principios más: el de justicia y el de liderazgo. Es decir, un chiíta no se convierte en un buen musulmán si no obra bien. Quizás esto esté relacionado con la famosa hospitalidad iraní: en nuestro caso se nos convidó a una cena en Shiraz por el mero hecho de preguntar dónde había una panadería, un farmaceútico de Yazd nos llevó a cambiar dinero a la otra punta de la ciudad donde el cambio era mejor… Cada visitante de Irán tendrá varios ejemplos diarios diferentes de esta hospitalidad; al menos de momento, porque la homogenización cultural occidental (o aculturización global) avanza velozmente en todo el mundo.

Además de las famosas torres de ventilación de Yazd, que permiten soportar el sofocante calor del desierto iraní rescatando hasta la más mínima brizna de viento, esta ciudad es famosa por ser una de las más antiguas del mundo, por sus acequias subterráneas (qanaats) y por tener dos Torres del Silencio, construcciones religiosas mazdeístas (seguidores de Zaratustra) a cielo abierto para depositar a los muertos. El mazdeísmo considera sagrados el aire, el fuego, el agua y el suelo, por lo tanto los cadáveres no pueden ser enterrados, cremados o lanzados a un río puesto que contaminarían alguno de los cuatro elementos. Así que una solución que sí preserva la pureza de los cuatro elementos es dejar los cuerpos en estos templos para que los buitres hagan su trabajo. Tras la conquista musulmana (siglo VII) esta religión, otrora mayoritaria en Irán, sufrió un rápido y constante retroceso en favor del islam; no obstante, algunos mazdeístas decidieron emigrar y se establecieron en India, donde todavía mantienen esta religión y son conocidos como parsis.

101_2814

Una de las torres del silencio de Yazd al atardecer.

Merece una mención el Imperio Persa, cuya religión oficial fue el mazdeísmo, y la majestuosidad de sus cuatro capitales; después de más de 2.500 años dan una impresión muy diferente a lo que tuvo que presenciar Alejandro Magno cuando saqueó e incendió Persépolis. Es probable que el mejor sitio para presenciar los restos de las capitales persas no sea el propio Irán, sino Londres o París. Aunque para los que preferimos el lugar original sobre los museos no hay comparación válida. Un ejercicio de humildad puede hacerse en estas capitales comprobando que las inscripciones se hacían en tres idiomas: persa antiguo, elamita y babilonio; curiosamente, en algunos lugares de Aragón esto sigue siendo tabú dos mil quinientos años después…

Un viaje a Irán no debería finalizarse sin visitar Isfahán y disfrutar de una tarde contemplando el discurrir diario en una de las plazas más grandes y bellas del mundo (la plaza Naqsh-i Jahan). Isfahán siempre ha vivido de cara al río Zayandeh cuyas aguas la han dotado de vida. La ciudad construyó en el siglo XVI tres puentes con numerosos arcos de hermosa factura. El agua ya no discurre por el cauce, pero la juventud aprovecha la buena acústica de los arcos para reunirse clandestinamente debajo de los puentes para cantar y tocar instrumentos. El rigor del clima semiárido del centro de Irán y, especialmente, la sobreexplotación hídrica consecuencia del crecimiento demográfico e industrial de la ciudad condenan a sus habitantes a ver su arteria principal completamente seca. ¿Será este el futuro de otros ríos del mundo que alimentan grandes ciudades en entornos semiáridos?

101_2603

Cauce seco del río Zayandeh a su paso por el puente Si-o-se de Isfahán.

 

Ciria – Borobia por el cañón del Manubles. 29 marzo 2013

Filed under: Excursiones — Aznar @ 23:47
Tags: , , , , , , , , ,

09 de marzo de 2013.  Día nuboso y gris pero con buena temperatura.

La excursión comienza en Ciria y decidimos remontar el río Manubles hasta Borobia para una vez en la llanura de esa localidad soriana bajar por el barrando del río Pequeño hasta Ciria de nuevo.

El Manubles baja crecido.

El Manubles baja crecido.

La única alternativa para remontar el barranco es tomar la orilla derecha del río Manubles, es decir, la izquierda según se sube. Porque el río va bastante crecido y por la otra orilla los acantilados cortan la marcha.

El encajonamiento puntual del río en su cañón nos obliga a trepar por la orilla izquierda.

El encajonamiento puntual del río en su cañón nos obliga a trepar por la orilla derecha.

También por la margen derecha el río nos obliga a trepar para poder continuar, aunque nos regala vistas preciosas como la de la imagen.

De vuelta al llano, paseo por la llanura del Manubles.

De vuelta al llano, paseo por la llanura del Manubles.

De nuevo trepadica para arriba y buena otro regalo para los ojos.

El río desde lo alto.

Desde lo alto de nuevo.

Salto hacia una isla del Manubles.

Salto hacia una isla del Manubles tras otra trepada.

Después de comer llegamos a la llanura de Borobia en donde cogemos el cañón del río Pequeño para volver hacia Ciria, después de atravesar la pequeña llanura que se extiende entre los dos cañones.

Llanura de Borobia con el Tablado.

Llanura de Borobia con el Tablado.

Sabina en la planicie que separa los dos cañones con el Moncayo al fondo.

Sabina en la planicie que separa los dos cañones con el Moncayo al fondo.

Y por el otro cañón bajamos hasta Ciria de nuevo.

 

¿Qué pueblo es? 29 diciembre 2012

Pues la última prueba del año 2012, ¿qué pueblo es? ¿en qué valle se encuentra?

Hay un embalse, quizás no se aprecie en la foto, al fondo del todo a la izquierda (allí van a parar las aguas que caen por el valle que se ve en primer término. La repoblación de pino que se ve en la ladera de la derecha se pensó, precisamente, para prolongar la vida útil del embalse.

¿Qué pueblo es y dónde está?

¿Qué pueblo es y dónde está?

 

Vagabundo en África, Javier Reverte. 23 noviembre 2012

Recientemente he terminado “Vagabundo en África”, novela en la que Javier Reverte narra su viaje por el continente negro desde Ciudad del Cabo hasta su navegación por el río Congo donde termina el viaje después de haber recorrido varios países del África meridional, oriental y central.

Es un libro escrito en primera persona, en el que además de narrar la experiencia del viaje del propio Reverte se profundiza en la historia de los territorios por donde se viaja. Javier Reverte es capaz de contar la historia de Sudáfrica o de cualquier otro país de una forma amena, completa y además que el lector llega a sentir que es necesaria la explicación. Por ejemplo, al entrar a un bar de una pequeña ciudad del interior de Sudáfrica se refleja la situación en la que unos ingleses blancos beben ruidosamente separados del resto de personas de raza negra, a partir de ese ejemplo se profundiza en el conflicto racial del país y en sus orígenes. Remontándose a los boer, aquellos colonos holandeses llegados en el siglo XVII que lucharon contra los nativos (zulúes, ndebeles, etc.) y que posteriormente también lo hicieron contra las ansias expansionistas del Imperio Británico. Aunque perdieron la guerra, impusieron sus propuestas segregacionistas que condujeron al apartheid.

Javier visita, además de Sudáfrica, Zimbabue, Tanzania, Ruanda y la República Democrática del Congo. El objetivo final es conseguir navegar el río Congo, algo a lo que está totalmente decidido, seguramente debido a los libros que ha leído con anterioridad. Tal es la fuerza de los sueños que está a punto de costarle la vida la citada navegación, y aun así se plantea continuar río arriba. Esto se ilustra a las mil maravillas con el refrán suajili que el mismo cita: “Donde hay un deseo, hay siempre un camino“.

He citado esta frase, aunque ya la cité hace un par de semanas cuando la descubrí en el libro, porque quiero recopilar en esta entrada las frases que más me han marcado de este libro, y no son pocas. Por supuesto que el libro habla muy a las claras de cómo el colonialismo europeo se impuso en el continente y cómo después (y aún hoy) siguió el pueblo oprimido por diferentes causas. Estando hoy claramente amenazado por el incremento de las enfermedades, la superpoblación de las ciudades, etc.

Pero vamos con las frases, que el otro tema ya lo hemos tratado en este blog en innumerables ocasiones y siempre es el mismo problema, sólo que con diferente careta. Ahora podemos centrarnos en estupendas frases que tratan de responder a la pregunta de por qué se viaja:

  • Lo mejor de los viajes es ver paisajes que te hipnotizan y encontrar hombres que te sorprenden. Siempre hay paisajes insospechados que añorarás mientras vivas y siempre hay tipos de una pieza con los que te tropiezas en el camino, a los que no volverás a ver jamás y echarás de menos toda tu existencia“. Javier Reverte.
  • “Lo mejor de viajar es que uno se hace solidario de los otros. Porque cuando viajas, la gente te ayuda, y aprendes que debes ayudar a los extranjeros que vienen a tu país. Los que no viajan tienen la cabeza cerrada y el corazón seco. Pueden ser más ricos, pero son más egoístas y menos inteligentes. Ricos, sí; pero tontos”. Yombe.
  • “Viajar prolonga tu vida, la llena de rostros y paisajes, de cantos de otras voces y de horizontes que ignorabas”. Javier Reverte.
  • Viajar es descubrir que todo el mundo se equivoca. Cuando uno viaja, tus convicciones caen con tanta facilidad como las gafas; sólo que es más difícil volver a ponerlas en su sitio“. Aldous Huxley.

Y una frase sacada también del libro y que pone de manifiesto la clase de gobernantes que ha habido en muchos países de África, en la mayoría de los casos amparados por (y al servicio de) las grandes potencias económicas (Francia, EE.UU., Reino Unido, etc.):

Sé que las cosas van mal para todos vosotros. Por eso, creo que convendría añadir un artículo nuevo en la Constitución, el artículo quince: arregláoslas como podáis“. Mobutu, Presidente del Zaire, dirigiéndose a su pueblo en un discurso en Kisangani.

 

Borobia y su condena a muerte por sus magnesitas. 2 junio 2012

El jueves pretendí escribir algo cuando vi la imagen que aparece a continuación sobre los trabajos que han comenzado a ejecutarse en Borobia a pesar de no haberse aprobado aun el estudio de impacto ambiental. Si se profundiza un poco sobre esta mina que se proyecta en Borobia es a pequeña escala lo que sucede en España. Un país de pandereta, entiéndase pandereta como eufemismo de vergüenza. En fin, el jueves no pude escribir nada por la ira que me invadió al pensar que jamás volvería a conocer la cara sur del Moncayo y sus numerosos valles y ríos que ahí nacen tal y como los conocemos hoy en día. ¡Adiós a bañarnos con seguridad en el Pozo de los Chorros entre Berdejo y Bijuesca! ¡Adiós al aire limpio de la Cocuta! ¡Adiós a la seguridad de las carreteras del entorno para los ciclistas! Y tantos adioses más…

Trabajos en la Sierra del Tablado. Lúis Ángel Tejedor (Heraldo de Soria).

El caso es que he encontrado un artículo de José Luís Trasobares en el Periódico de Aragón que sencillamente es espectacular y consigue condensar en solamente una columna el problema de la mina y el sentir general. Lo dejo a continuación como muestra de que aun quedan periodistas brillantes que no están supeditados al interés de los grandes; por algo es el Presidente de la Asociación de Periodistas de Aragón.

Cuentan que los funcionarios de la CHE pasaron por allí, vieron la situación y fuéronse sumergidos en profundas cavilaciones. A su vez, el Gobierno aragonés y las principales fuerzas políticas de la Tierra Noble aseguraron que se opondrían al atentado medioambiental, al igual que los ayuntamientos de localidades (Calatayud, por ejemplo) que pueden verse afectadas; pero su oposición es de lo más discreta, discretísima. Mientras, los propietarios de los terrenos sobre los cuales se abrirá la mina a cielo abierto de Borobia no pudieron impedir que la Guardia Civil amparase la ocupación de sus campos que todavía no están expropiados, y el ayuntamiento de la localidad, controlado por el PP y vendido literalmente a los intereses de la compañía minera, considera perfectamente legal el desarrollo de un proyecto que ni siquiera tiene aprobado el preceptivo informe de impacto medioambiental.

Borobia está en Castilla-León, pero en su término municipal se ubican acuíferos de donde nacen varios rios (el Manubles, el Aranda, el Ribota y el Isuela) que son afluentes del Jalón. Justo allí se pretende hacer una mina a cielo abierto que abrirá una enorme brecha de ocho kilómetros de larga y en la que habrá además hornos para el tratamiento del mineral extraído (magnesita), asegurando así un alto consumo de agua y la emisión de contaminantes. La amenaza es intolerable y debería haber originado en Aragón una respuesta al menos tan contundente como la provocada por el expolio, por parte del Obispado de Lérida, de obras de arte pertenecientes a parroquias aragonesas. No parece ser así; quizas porque, al igual que pasó con el mentado asunto de los retablos y las imágenes, aquí sólo reaccionamos cuando el desastre se ha consumado y requeteconsumado. Entonces amanecemos con velicas a la virgen.

La mina de Borobia iba a instalarse en Navarra. Pero allí, claro, son más finos y dijeron que ni hablar, que eso… para la España profunda. De esta forma acabó el negocio en los montes de Castilla León. Todo lo que ha sucedido desde ese momento es inaudito. La gente del pueblo que se oponía al negocio fue presionada y amenazada. La tensión se hizo insoportable. Los propietarios de las tierras incluidas en los planes de la compañía minera intentaron impedir que invadiesen sus propiedades sin lograrlo. La normativa vigente ha sido alegremente pisoteada. Es como una película del Oeste. Sólo que en este caso no hay un Clint Eastwood que imponga la justicia a tiro limpio, y además si apareciese tendría que disparar contra representantes de uns instituciones que se dicen democráticas.

¿Democráticas? Ni hablar. Borobia es una muestra más de que vivimos en un país extraño, donde el dinero burla las leyes y el Estado es a veces una entelequia. Como en el Far West.

Fuente:
http://www.elperiodicodearagon.com/noticias/aragon/borobia-un-pueblo-minero-margen-de-ley-_754640.html

También he encontrado en el blog de Agua Manubles motivos para la esperanza, bueno, más que para la esperanza al menos para que no haya una alfombra roja debajo de todos estos intereses particulares y ponerles las cosas más difíciles, que sepan que estamos ahí.

Más información en estos dos buenos blogs del país:

http://elnidodeaguilasdelmoncayo.blogspot.com.es/

http://aguamanubles.blogspot.com.es/

Y en estas entradas de este mismo blog:

La Mina de Borobia.

El futuro de la Sierra del Tablado.

 

¿Qué río es y dónde? 18 febrero 2011

Filed under: Adivinanza fotográfica — Aznar @ 17:48
Tags: , , , , ,

Este fin de semana dejamos las ciudades y nos vamos a la naturaleza. A ver si alguien identifica este río y si consigue indicar en qué zona es y, por pedir que no quede, en qué época del año.

La solución en este caso será el lunes porque este fin de semana no estaré con Internet para ayudar con pistas. Así que mucha suerte, se aceptan sugerencias:

Foto de Manuel Márquez.

Una pista: la foto está tomada cerca de un paraje natural con un gran valor ecológico, aunque hoy en día se encuentra algo descuidado en según que zonas.