Desde los meandros.

De todo un poco pero abreviando (no como los meandros).

¿Estamos preparados para la democracia? 28 mayo 2010

Si alguien nos pregunta por la democracia enseguida decimos que es la mejor forma de gobierno y que menos mal que la tenemos. Probablemente así sea, ¿pero cuántos de nosotros nos hemos parado a pensar si de verdad nuestra democracia se puede denominar así? En teoría la democracia debería ser un sistema participativo en el que personas válidas fuesen los candidatos a gobernar; siendo el pueblo el que eligiera, según sus ideas, a unos u otros dirigentes que gobernarían siempre desde la razón.

Si reflexionamos sobre la democracia en España se nos presenta un panorama bastante diferente y desalentador. Todos reconocemos que la inmensa mayoría de los partidos políticos han cometido acciones para no recibir un voto más; ya sea, entre otros, por corrupción, incompetencia o asesinatos –GAL, guerras…-. Sin embargo siguen siendo elegidos por millones de habitantes. ¿Estamos preparados para la democracia? La respuesta parece evidente, si millones de personas respaldan a malhechores para que decidan su futuro o no estamos preparados o somos masoquistas.

Esta falta de madurez que padecen la mayoría de las sociedades de los estados democráticos es la que hace perder el sentido a la democracia y la que imposibilita las políticas de exportación de la democracia a países no preparados (véase los casos extremos de Irak y Afganistán). Ahora bien, ¿por qué España y la mayoría de países occidentales no consiguen alcanzar esa madurez? Sencillamente porque a los que están en el poder no les interesa, ya que supondría el fin de su privilegiada situación.

Esa citada falta de madurez tiene su origen en el sistema educativo que no fomenta la capacidad de raciocinio del alumnado. Además, si alguien presenta cierta predisposición hacia la razón el sistema tiene otro mecanismo para evitarlo: horarios laborales infinitos con sueldos encaminados a que nuestras preocupaciones diarias se reduzcan a cábalas matemáticas para poder llegar a final de mes y no a formas de mejorar nuestra sociedad. Todo esto, con la inestimable colaboración de los medios de comunicación que seleccionan aquellas noticias que consideran oportunas y las trasmiten de la forma que les interesa para moldear nuestra consciencia. Y lo aceptamos plenamente, a la pregunta de por qué lo sabes, contestamos con lo que en filosofía se conoce como falacia de autoridad: “porque lo ha dicho la tele”.

No nos engañemos, a Vocento o a Prisa (por ejemplo) les da igual quién gobierne y cómo lo haga, solo les interesa mantener disputas para vender periódicos. De eso se aprovechan los políticos para seguir adelante valiéndose del medio de comunicación de turno que habla a su favor, a pesar de sus pésimas actuaciones, y mientras tanto los bancos reciben dinero de todos los españoles sin que nadie proteste. Y hay españoles dispuestos a discutir hasta el fin a favor de alguno de los estamentos arriba citados. Si se extrapola esta situación al conjunto del planeta la cuestión es más sangrante puesto que se llega a dar el caso de que estas disputas causan millones de muertos y enfrentamientos crueles entre gente de bien que, simplemente, se ha creído todos estos odios entre iguales. Esos odios ni siquiera se los creen quienes están sentados en un cómodo sillón consultando como asciende sus cuentas corrientes gracias a los conflictos, pero sí les permiten que esa cuenta corriente siga ascendiendo.

Nuestra democracia es una auténtica farsa dirigida por ciertos magnates de la comunicación, la política y las finanzas que se encargan de crear absurdas disputas que no conducen a ningún fin, salvo el de mantener ocupados y alejados a los ciudadanos del tema que de verdad importa: conseguir una sociedad madura y plenamente libre.

J. Martínez Aznar.

Este es el artículo central de la Revista el Gallo de Radio la Granja en su número de mayo.

 

Río Ebro. 23 mayo 2010

Filed under: Excursiones — Aznar @ 16:51
Tags: , , ,

El padre Ebro aguas abajo de Zaragoza, cerca de La Cartuja.

Ayer disfruté de una excursión que realizaron desde Radio la Granja a los galachos de la Alfranca. Y visitamos los alrededores y los centros de interpretación del lugar con muy buenos medios audiovisuales y que recomiendo a todo el mundo.

Además, disfrutamos de una paseo en bicicleta siguiendo el cauce del Canal Imperial de Aragón y posteriormente por la margen izquierda del Ebro en un radiante día primaveral.

 

Revista El Gallo, de Radio la Granja. 12 mayo 2010

En la aragonesa Radio la Granja (102.1 FM) se ha cuajado finalmente un proyecto que llevaba muchos años madurando. Una radio con más de dos décadas de historia y que cuando está a punto de cumplir sus 25 años ha decidido y conseguido extenderse al papel. Con el mismo objetivo que en las ondas: el difundir ideas que no tienen cabida en otros medios de comunicación y que son beneficiosos y necesarios para alcanzar una sociedad madura.
Portada de la revista, nº 0.

En “El Gallo” se pueden encontrar los siguientes apartados:
Introducción sobre la posible Mina de Borobia.
Agenda cultural de Zaragoza.
Editorial.
Comentario sobre Radios Libres y Ley Audiovisual.
Artículo de opinión: “¿Estamos preparados para la democracia?“. Ilustrado con una magnífica viñeta.
Formas alternativas de ver la música en nuestros días.
“Un barrio que se mueve, San José en movimiento”.
Entrevista a “La Pantera Rossa”, una librería asociativa.

Pues todo esto se puede encontrar, en otros apartados menores, en las calles de Zaragoza. Hay diversos sitios en donde conseguirla, generalmente casas de juventud, bibliotecas, centros cívicos… y también bares. Dando por descontado que también las hay en el local de Radio la Granja en C/ Pintor Marín Bagüés nº1.

Este fin de semana comenzaremos con la distribución también por medio de internet (correos electrónicos, blogs, etc.).

En fin, que bienvenida a la revista, larga vida a ella y enhorabuena a todos que la han hecho posible.