Desde los meandros.

De todo un poco pero abreviando (no como los meandros).

Demian y Siddharta, de Hermann Hesse. 21 julio 2012

Recientemente he leído estos dos libros del suizo-germano Hermann Hesse. A pesar de haber sido escritos por la misma persona cabría pensar que no se parecen mucho, al menos en las formas puesto que el primeroDemian está escrito en primera persona; mientras queSiddharta lo hace en tercera persona.

No obstante, detalles formales a parte, guardan una tremenda relación. Los dos libros se centran en una idea principal que Hesse va desarrollando a lo largo de la novela, probablemente sea la forma más efectiva de conseguir que una idea cale en otra persona. La capacidad del autor para tratar el tema de los sentimientos es extraordinaria y se aprecia en ambas obras.

En cualquier caso, me quiero centrar en las ideas centrales de cada uno de los libros:

  • Demian: se consigue lo anhelado cuando se tiene presente qué es lo que se quiere. Hesse sostiene que lo que es querido, si de verdad es así, se consigue. Esto es porque cualquier individuo está tomando un sin fin de decisiones continuamente y estas le conducen por toda una serie de caminos. Si se tiene claro lo anhelado, la mayoría de decisiones van encaminadas (consciente o inconscientemente) a ese fin y tarde o temprano llega. Eso sí, es fundamental tener claro el objetivo, para poder encaminar las decisiones hacia él.
  • Siddharta: no hay dogma que valga, cada uno debe encontrar su propio camino. El propio Siddharta y también su amigo Govinda descubren que cualquiera puede ser el maestro. Es decir, que de todas personas se puede aprender algo siempre que se esté receptivo a ello. Además, se sostiene en el libro que no hay una forma concreta de encontrar “el camino” de cada uno. Depende de las experiencias pasadas de cada persona, de tal forma que alguien que ha encontrado su paz interior y en definitiva su felicidad completa de una determinada forma no necesariamente puede ser exportable a otra persona. También indica la importante y actualmente perdida idea de conformarse con lo que se tiene. Esto último puede parecer que está reñido con lo dicho sobre “Demian“, pero no ha de ser así, siempre y cuando se tenga por objetivo alcanzar esa felicidad.

En fin, son buenos libros para darle al tarro y plantearse muchas cosas. Ahora me voy a meter con el que dicen que es su obra maestra, “El lobo estepario“. Ya os contaré. Y si alguien lo ha leído y no ha salido con la misma idea le invito a compartir aquí su opinión.

 

Los Mossos, infiltrados, atacan en Barcelona. 16 junio 2011

Oyendo las radios convencionales o viendo los periódicos habituales (la televisión es algo que ya dejé hace tiempo solamente para ver al Zaragoza, todos tenemos vicios…) parece que lo vivido en Barcelona ayer fue una batalla campal provocada por los manifestantes indignados. Esos a los que apaleaban los Mossos cuando querían “limpiar” Plaça Catalunya y seguían ahí dejándose atizar más. Esos mismos ahora parece que la montaron buena sin más razón.

Pero he visto un vídeo en youtube que me ha permitido entender lo que hasta que lo he visto pensaba que era imposible sin un catalizador. El vídeo, que pongo otro enlace porque el que me han pasado esta mañana en catalán ya no se permite visualizar (alegando que es “privado”) muestra como un grupo de supuestos manifestantes ataviados con micrófono, walkis y pinganillos se han puesto a armar bulla cuando todo transcurría como siempre hasta ahora: protesta sin violencia para mostrar la indignación.

El caso es que como se ve en el vídeo estos señores han montado la algarabía y la policía ha cargado, supongo que sus supuestos compañeros de armas no les habrán cascado a ellos. Pero otros se habrán comido alguna por la gracia de estos caballeros. Los manifestantes del movimiento 15M los han identificado y ellos mismos se han aislado y agrupado. Conforme en la multitud aumentaba el desacuerdo con respecto a su actuación y se les comenzaba a pedir explicaciones han mantenido conversaciones por teléfono y pinganillo y al rato ha venido un contingente de unos 10 o 12 mossos con la mano suelta para sacar de allí a estos manifestantes tan malos. Pues se han llevado a sus compañeros y luego ya el vídeo no muestra más, pero me imagino que eso habrá caldeado bastante los ánimos porque que se nos rían todos los días con los contratos de prácticas, el mercado inmobiliario, los rescates a bancos, las condiciones laborales, etc. pues aun puede pasar; pero que se te rían ya en la cara es para plantearse nuevas acciones. Y por mi PRISA, VOCENTO, TVE, TV3, Telefónica, EL MUNDO o el Papa pueden decir lo que quieran pero que al menos cuando se rían la siguiente vez les cueste un poquico más… y la siguiente igual se lo piensan algo más.