Desde los meandros.

De todo un poco pero abreviando (no como los meandros).

Película: “La dictadura perfecta”. 29 octubre 2016

 

Esta película relaciona de una manera rigurosa, didáctica y entretenida la relación existente entre el poder político que defiente los intereses de unos pocos y el poder mediático.  La trama sucede en México, pero salvando las distancias (enormes) se pueden apreciar visos de lo que comienza a suceder por estos lares.

En fin, a disfrutarla:

 

“El pensamiento secuestrado”. Susan George. 30 diciembre 2015

Hace mucho que no escribo por aquí, pero hoy quiero hacerlo para recordar algunos aspectos de un libro que acabo de terminar: “El pensamiento secuestrado” de la politóloga Susan George.

En este libro escrito en 2007 la estadounidense Susan George analiza la situación política, social y económica de EE.UU y la evolución que han sufrido en las últimas décadas. De acuerdo con la amplísima y detallada información que aporta la autora se evidencia que la opinión general estadounidense ha virado sustancialmente hacia la derecha: hacia un mayor conservadurismo en el que priman la competitividad y el miedo.

Este proceso se potencia especialmente a partir de 1971 con el Informe Powell. Este informe, financiado por la Cámara de Comercio de EE.UU., pone de manifiesto la necesidad de contrarrestar el fuerte poder que tienen los progresistas en las universidades, en los medios de comunicación, en la opinión general, etc. Eran otros tiempos: los movimientos feminista y homosexual estaban en auge, también las movilizaciones contra la guerra de Vietnam… Una encuesta de la época indicaba que más de la mitad de los estadounidenses querían la nacionalización de los empresas estratégicas. A Lewis F. Powell se le pidió que realizara un informe que cambiara la opinión mayoritaria. Una opinión que debería favorecer más los intereses de la clase dominante, de las grandes fortunas. El Informe proponía una amplia red de Organismos, Fundaciones y medios de comunicación. Evidentemente, todo esto costaba y sigue costando millones de dólares anuales pero eso nunca ha sido problema. Estas instituciones se crearon y en ellas hoy en día trabajan miles de personas en decenas de ellas.

Algunas de ellas están destinadas a defender la teoría del creacionismo en contra de las tesis de Darwin (por ejemplo el Instituto Biológico, que parte de la base de que “algunas características de los organismos vivos son demasiado complejas como para haber evolucionado sin intervención”), otras se encargan de fomentar la competitividad y el individualismo. No es difícil porque para todo esto cuentan con buenísimos periodistas, juristas, ordadores… Pueden enviar todos los días decenas de noticias (en radio, prensa y televisión), de tal forma que los medios de comunicación consiguen a un módico precio noticias para publicar. Evidentemte, el rigor periodístico está en entredicho, pero lo que prima es el dinero. La autora alerta de la cantidad de personas que, en Estados Unidos, cree en que lo que dice la Biblia es literalmente cierto. Millones de personas en el interior de EE.UU., especialmente entre las clases más bajas, creen a ciegas todo aquello que le dicen en la Iglesia y que pasa por justificar la guerra de Iraq, la injerencia en cualquier asunto exterior, la enseñanza en las escuelas públicas del creacionismo, etc. En definitva una cantidad ingente de personas que viven con el miedo en el cuerpo a lo ajeno. Que se sienten vulnerables y eso los convierte en peligrosos porque no se cuestionan nada.

En fin, la autora profundiza mucho más en el tema religioso, termina comparándolo con parte de la población civil de la Alemania Nazi que no se cuestionaba nada y actuaba desde el resentimiento. Indica que para los europeos y los estadounidenses de la costa esto parece ciencia ficción pero hay cantidad de ejemplos que asustan y que permiten explicar por qué gobernaba un personaje de la calaña de Bush. ¡Al loro!

 

Escritos libertarios, Noam Chomsky. 9 mayo 2015

Hace unos meses estuve por Argentina y Uruguay. Entre muchas experiencias me traje también varios libros comprados en la Avenida Corrientes de la capital porteña. Uno de ellos es sobre el que quiero dejar aquí unos apuntes para no olvidar lo más importante de él: “Escritos libertarios” del pensador estadounidense Noam Chomsky.

Chomski es un anarquista convencido. Su ideal es la desaparición del Estado para que los seres humanos podamos desarrollarnos plenamente bajo los valores de la empatía y la solidaridad. Sin embargo, cito textualmente (pág. 113): “proteger al Estado es dar un paso hacia la abolición del Estado porque permite mantener un espacio público en el que la gente puede participar, organizarse, influir en la política, etc.” Además, el Estado nos permite defender todo lo ganado en tiempos pasados y que ahora se está perdiendo. Y hacer frente a las grandes empresas.

Su análisis sociológico profundiza en la naturaleza humana y en cómo el modelo capitalista trata de inhibirla (en gran medida con la televisión y un trabajo de baja calidad y alineante). Establece una dicotomía sobre la naturaleza humana. Él piensa (al igual que sostienen muchas corrientes políticas y sociológicas) que el el ser humano tiene dos necesidades fundamentales (por tanto, derechos fundamentales): la investigación y la creación, libres de coerción externa. Otra teoría aduce que las personas somos organimos vacíos, maleables, productos de nuestra formación y nuestro entorno. Según como nos posicionemos cada uno en esta cuestión entenderemos el mundo de formas diametralmente opuestas.

En cualquier caso entiende que cualquier estructura de jerarquía y autoridad carga con la pesada obligación de justificarse, ya sea que ésta implique relaciones personales o se trate de un orden social mayor. Y si no, pues fuera…

Partiendo de la primera hipótesis parecería ridículo pensar que nuestra sociedad sea tan injusta. Pero Chomski advierte: “para que la sociedad continúe así, las masas deben ser mantenidas en su lugar, entretenidas con simplificaciones emocionales potentes, marginadas y aisladas. Privadas de estructuras organizativas que permitan a los individuos sin recursos descubrir lo que piensan y crear en interacción con los demás”. De hecho llega a advertir que el modelo fabril nos está convirtiendo en meros robots; con el objetivo de focalizar en lo superficial: consumir moda, no preocuparse por nadie más, no pensar en el mundo que dejaremos a nuestros hijos…

Previene de que el término “democracia capitalista” es contradictorio e inviable. No puede ser que en el capitalismo la gente común tenga la capacidad para participar en las decisiones que afectan a sus vidas y sus comunidades. Para ser cierta, la democracia debería extenderse a la vida social y económica. En este modelo el “derecho a la vida” es una brutal falacia, el único derecho que se tiene es derecho a probar suerte en el mercado. También critica a los “intelectuales” que son bien recibidos cuando intentan revelar los crímenes de los enemigos, pero son totalmente desprestigiados cuando intentan ver la paja en el propio ojo.

Por último, también quiero subrayar una última idea, una crítica hacia parte del movimiento libertario, especialmente en estas últimas décadas: “ha sido poco lúcido al seguir la doctrina de forma rígida, sin consideración alguna de las consecuencias humanas que sus acciones acarrean”. En referencia a que renunciar a que las instituciones sean controladas por impresentables causa mucho daño en la sociedad: deshaucios, pérdida de calidad en educación y sanidad, empleo precario…

Y que no se olvide esto: “una sociedad que tolera la difamación sediciosa no es libre”.

 

Chavs: la demonización de la clase obrera. 18 diciembre 2014

En los peores momentos de la Segunda Guerra Mundial, el Ministro de Propaganda de Hitler (Joseph Göbbels) convenció a amplios sectores del pueblo alemán de que la victoria era posible. Su táctica la dejó escrita: “Una mentira repetida mil veces se convierte en verdad”.

El libro “Chavs: la demonización de la clase obrera” destroza sin pudor los axiomas repetidos en nuestra sociedad y que calan en mayor o menor medida en todos nosotros tal y como lo hacían las mentiras de Göbbels. ¿Cuántas veces hemos oído que la crisis comenzó porque todos hemos vivido por encima de nuestras posibilidades, que los jóvenes no trabajan porque son unos holgazanes, que hay mucho pícaro chupando dinero de las prestaciones sociales, etc.? chavs

El ensayo se centra en la sociedad del Reino Unido, pero es extrapolable al resto de Europa. Toma por título la palabra “chavs”, que podríamos traducir como “canis”, “ninis”, “chonis” o algo similar. Un conjunto de personas altamente demonizado, en la televisión abundan los programas destinados a reírse de las personas que no consiguen encontrar trabajo, que no estudian, etc. Aducen que “hablan mal”, quieren prestaciones… Ahora bien, ¿nos hemos parado a pensar por qué no estudian o no trabajan?

Sencillo lo del trabajo. Miremos los datos del paro registrado en Aragón en noviembre de 2014. Aparecen 103.665 personas registradas, muchas otras ni siquiera lo están porque hace años que perdieron la esperanza. Pues bien, el número de contratos indefinidos realizados en noviembre de 2014 en Aragón asciende a la ridícula cifra de 2.147. Es decir, más de cien mil personas en Aragón no pueden trabajar. No hay trabajo: simples matemáticas. No es que no quieran. Esto lo sabe el Gobierno e intentan fomentar el autoempleo. Aquel que haya probado el autoempleo sin tener un padrino ya sabe qué tipo de vida llevará como emprendedor…

De acuerdo, no hay trabajo, pero ¿por qué no estudian? El que se pregunte esto quizás no haya pensado lo siguiente: ¿Cuántas licenciadas hay en nuestro país trabajando de teleoperadoras? ¿Cuántos ingenieros trabajan de dependientes? Pensemos en un niño de trece años. Ha visto a sus hermanas o primos mayores estudiar horas y horas y los ve trabajando doce horas como becarios sin cobrar. No es complicado imaginar que el chaval si es que tiene algo de cordura no se le pase por la cabeza seguir ese ejemplo.

El autor del libro da unos datos espeluznantes: 1.000 millones de libras se pierden todos los años en el Reino Unido por fraudes en las prestaciones. Todos los días en las empresas de comunicación aparecen ejemplos de gente defraudando. Sin embargo, la cifra de 70.000 millones de libras que es lo que las grandes fortunas dejan de pagar en el Reino Unido por tener cuentas fuera, entre otras artimañas, no la tenemos tan interiorizada. ¿Verdad que aquí todos sabemos del amigo de un amigo que cobra el paro y trabaja? ¿Cuántos saben dónde cotiza INDITEX?

Un libro que abre miras, que permite ver que este sistema no funciona y que a nadie se le puede culpar por no tener trabajo. Únicamente, se debe culpar a la implementación de nefastas políticas económicas y sociales. Quizás, sí se nos pueda culpar de no hacer nada por cambiar un modelo que las propias matemáticas demuestran que es imposible sostener..

 

Plavi Orkestar: Bolje biti pijan nego star. 20 octubre 2014

Filed under: Cultura y arte — Aznar @ 19:04
Tags: , , , , , ,

Temazo yugoslavo de la banda sarajevita Plavi Orkestar.

 

La Gran Divergencia. 30 enero 2014

Filed under: Cultura y arte — Aznar @ 13:07
Tags: , ,

Esta semana he terminado de leer el libro La gran divergencia de Peter Watson (editorial Crítica), es un ensayo en el que trata de dar respuesta a la gran brecha que existía a finales del S.XV entre Eurasia y América. Hace tiempo hablé del libro de Jared Dyamond (“Armas, Gérmenes y Acero”), quien explicaba por qué fue Europa quién se impuso a América y no al revés. Sin embargo, en este caso a pesar de citar ciertos argumentos que ya refería Dyamond se dan otros muchos sobre temas, como la mitología que no tocaba Dyamond.

El ensayo aporta una serie de herramientas que a los profanos en la antropología nos sirven para sacar nuestras propias conclusiones. Se centra en la importancia de los mitos y su distribución mundial. Al parecer, hay cuatro zonas bien diferenciadas en el mundo si se atiende a la mitología. Una es África, otra incluye desde Europa hasta el sureste asiático pasando por Oriente Medio y la India (el eje este-oeste) y las otras abarcan en un caso todo América y en otro Siberia, China, Japón y Corea. ¿Qué se puede desprender de estos mitos? Es obvio que la presencia de un mismo mito en comunidades separadas miles de kilómetros hace referencia a un acontecimiento pasado que la tradición oral ha convertido en una historia más o menos real con la que poder explicar lo sucedido. Así, por ejemplo, existe un mito muy extendido a nivel mundial y que hace referencia a la unión entre el cielo y la tierra y la posterior aparición de la luz. Se interpreta que esto es por la gran cantidad de cenizas que cubrió durante años la atmósfera. Los datos lo demuestran: todo parece indicar que ese mito tiene su origen en la explosión de un volcán de colosales dimensiones en el sureste asiático, el monte Toba, las excavaciones confirman que la explosión fue hace uno 70.000 años.

Otro mito muy extendido es el del gran diluvio, que parece tener su origen en la subida de las aguas fruto del deshielo producido entre 11.000 y 8.000 años atrás. Esto habría obligado a la mayoría de la población a emigrar puesto que en esa época la mayoría de la población vivía próxima a las costas y los grandes ríos.

En cualquier caso, las mayores diferencias en cuanto a las civilizaciones del Viejo y del Nuevo continente surgieron a raíz del entorno climático, geográfico, biológico y geológico; muy diferente en los dos continentes. América contaba con muchas más plantas alucinógenas que Eurasia y las siguió empleando siempre. Eurasia, cuando apostó por el pastoreo porque era la única forma de aprovechar las estepas dejó de lado las plantas alucinógenas y las sustituyó por el alcohol que permitía socializar (algo muy ansiado cuando se es nómada y no se ve a nadie durante meses) y evitaba perder el control a la hora de montar un caballo, dirigir un toro, etc.

Las plantas eran vistas en América como unos dioses que producían temor ya que podían llevar a quien las tomara a mundos terroríficos. En Eurasia también tenían importancia religiosa en la antigüedad, sin embargo primaba por encima de ellas la fertilidad. Fenómeno que estaba en declive debido al debilitamiento de los monzones y que era de vital importancia para las sociedades agrícolas. De ahí viene el culto a la gran Diosa, próxima a la fertilidad de las plantas, animales y también de los humanos. Algo que con los pastores nómadas comienza a cambiar. Gracias a la ganadería el ser humano es consciente del proceso de creación de los niños y relaciona lo que sucede después de nueve meses porque con los cerdos, por ejemplo, únicamente se tardan tres meses en gestarse y el recuerdo está más fresco. La Gran Diosa, y con ello también la mujer, empieza a perder protagonismo con el auge del nomadismo y el pastoreo, que producen gran individualismo en la sociedad. Esto conduce a un incremento en la guerra, defender pastos, conseguir ganado, etc. y hace que el hombre tome protagonismo en la sociedad y se piense en un dios por encima del resto. Este es el origen que llevará al monoteísmo.

Todo este proceso es posible gracias a la buena transmisión de conocimientos que se daba en el eje del corredor este-oeste. Este corredor permitió que se extendieran rápidamente por Europa diversos avances como la agricultura, la rueda, etc. La rueda se desarrolló en Eurasia y no en América, a pesar de que en el Nuevo Mundo tenían también asimilado el concepto de redondez, la rueda no hubiera tenido tanta acogida puesto que los únicos animales domesticables eran la llama y la vicuña que podían desplazar un peso similar al de los hombres, así que su domesticación no supuso un gran cambio como sí lo supusieron los caballos o los bóvidos.

No obstante, la creación de las diversas sociedades en América estuvo marcada por el rigor climático. Téngase en cuenta que los dioses en Eurasia parecían ser benevolentes con el ser humano. En América los dioses mostraban su malestar en forma de erupciones, tsunamis, terremotos, etc. y parecía imposible aplacarlos. Para lo cual eran necesarios más sacrificios. Los aztecas llegaban a sacrificar 120.000 personas anualmente. Los incas también sacrificaban a decenas de miles de personas. Además, había una gran brecha social entre la elite y los plebeyos. Las elites llegaron a extremos extraordinarios para dominar: puesto que los dioses parecen no obedecer, los gobernantes optaban por guerras constantes para tener al pueblo atemorizado, un aspecto que, a diferencia de los desastres naturales, sí que podían controlar.

El culto a la elite era tal que algunos reyes y nobles lo seguían siendo después de muertos. La concentración de la tierra en unas pocas manos iba en aumento y se destinaban muchos recursos para los muertos, así llegó la escasez para el pueblo y a la llegada de los españoles comenzaba a haber los primeros signos de inestabilidad en el estado inca y el azteca, aquejados de este gran desequilibrio entre ricos y pobres.

El libro pretende que seamos conscientes del impacto de las acciones de las sociedades en el futuro, así se recoge el ejemplo de la cultura Nazca, extinta en América por la erosión causada por la tala masiva de un árbol llamado huarango que tiene una raíz de más de 30 metros de profundidad. Se sustituyeron estos árboles por cultivos de algodón y maíz y el desastre no tardó en llegar.

 

Un lugar mejor (cortometraje). 20 diciembre 2013

Filed under: Cultura y arte — Aznar @ 13:19
Tags: , , , ,

El cortometraje “Un lugar mejor” fue finalista en la XI edición del Notodofilmfest.

Un lugar mejor.