Desde los meandros.

De todo un poco pero abreviando (no como los meandros).

Esperanza en la educación. 10 enero 2013

Huesca. Calle Menéndez Pidal. 20:15 de la noche. Vuelvo de dar una vuelta y llego a la altura de una madre con su hija, de unos siete u ocho años. A la niña se le cae un pañuelo de papel al suelo, ella no se da cuenta. Al avanzar tres metros mira hacia atrás y ve el pañuelo. Tira de su madre con la intención de ir a recogerlo pero su madre le espeta un seco “ya es basura, déjalo”. La niña insiste, “pero es mi basura”. La madre suelta un sonido ininteligible, que sería el aproximado a “qué más da”. Pero en esas la niña ya se ha soltado y recoge el pañuelo diciendo que “la basura no se tira en la calle, se tira en la papelera”.

No sé a la madre, pero a mí esa situación me ha llenado de una gran felicidad. Precisamente porque permite mirar más allá y ser conscientes de que a donde no llegan las enseñanzas familiares sí que pueden llegar las enseñanzas sociales. Aunque, a la vez, también nos ha de poner alerta en el sentido de que es muy fácil inculcar cualquier principio a un niño, incluso principios innecesarios o contraproducentes. No obstante, no ha sido este el caso de esta niña oscense que me ha permitido llegar a casa con una sonrisa esperanzadora.

Buenas noches.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s