Desde los meandros.

De todo un poco pero abreviando (no como los meandros).

Colapso, por qué unas sociedades perduran y otras desaparecen. 10 marzo 2012

Hace unos meses escribí sobre el libro Armas, Gérmenes y Acero de Jared Diamond en el que se explica por qué unas sociedades se han impuesto a otras. Colapso, por qué unas sociedades perduran y otras desaparecen es la segunda parte de ese detallado ensayo sobre la historia (y prehistoria) de la humanidad, aunque no es necesario leer la primera para entender esta segunda.

En Colapso, Diamond trata de identificar los principales problemas que conducen a una sociedad a la desaparición. Para ello se estudian ejemplos de sociedades del pasado y del presente que colapsaron: isla de Pascua, Anasazi (suroeste de EE.UU.), mayas, vikingos de Groenlandia, las islas de Pitcairn y Henderson (Océano Pacífico) y la actual Ruanda entre otros.

Atendiendo a las pruebas científicas los colapsos vienen desencadenados por los siguientes factores: problemas medioambientales, respuesta que la sociedad da a esos problemas (cultura), cambios climáticos, relaciones comerciales con otras sociedades y relaciones hostiles con otras sociedades. En el libro se explican concienzudamente cada uno de estos factores. Pueden ser analizados por separado porque las sociedades estudiadas carecían de algunos de esos factores, especialmente las islas cuyo contacto con el exterior era nulo.

Diamond indica que el colapso de una sociedad sobreviene al poco tiempo de haber conseguido esta el máximo esplendor (generalmente también con su máximo demográfico). También ahonda en lo grave que puede ser hoy en día el colapso de cualquier sociedad; debido a la globalización todas están interrelacionadas. El libro deja patente que una sociedad es dueña de su destino, véase el caso de los vikingos de Groenladia. Desaparecieron después de varios siglos en la isla cuando el clima comenzó a hacerse más frío y seco durante la Pequeña Edad del Hielo. No obstante los inuit todavía hoy viven allí porque estaban mejor adaptados al territorio. La razón es que los vikingos se obstinaron en seguir con el modo de vida que habían desarrollado en Islandia, Noruega, Gran Bretaña, etc. Mantenían contacto con los inuit pero no asimilaron ninguna de sus soluciones para adaptarse al medio. Los consideraban “miserables” y los vikingos prefirieron morir como europeos que vivir como “salvajes”.

El libro termina con una serie de mecanismos de acción para conseguir frenar los crecientes problemas a los cuales la sociedad se enfrenta actualmente. Además de recoger diferentes ejemplos exitosos de esas acciones, y explicar cómo se encaminaron. Dos ejemplos son muy claros: tras la crisis de las vacas locas los mataderos y productores de carne de vacuno en EE.UU. se negaron durante cinco años a implementar las medidas que se aconsejaban para evitar esa enfermedad. Cuando McDonals percibió un descenso notable en las ventas como consecuencia del temor suscitado estableció que solo compraría en empresas que cumplieran esas medidas. Tres semanas después se consiguió lo que no se había podido lograr en los cinco años anteriores.

Otro ejemplo se encuentra en el contaminante mundo de la minería. Las acciones en contra de las empresas mineras que no cumplen con la legislación ambiental y laboral no daban buenos resultados porque su negocio no depende de la venta al público en primera instancia, y a pesar de las protestas seguían vendiendo lo mismo. No obstante, cuando esas protestas se encaminaron hacia grandes joyerías como Tiffany, quien compraba el oro y el diamante extraído de forma dudosa, el público percibió el problema y las ventas de Tiffany descendieron. Lo cual obligó a la joyería a cambiar su política y asegurarse que todo el oro y el diamante que emplea están extraídos de una forma justa. De esa forma, las empresas mineras cambiaron sus políticas.

En definitiva, como ya puse en una entrada anterior: el capitalismo es una democracia en la que se vota cada vez que se consume.

Reseña bibliográfica: Diamond, Jared. 2005. Collapse. Ed. Viking, Penguin Group. Nueva York.
Traducción al castellano de Ricardo García Pérez, 2006. Ed. Random House Mondadori S.A., Barcelona. 747 páginas
.

 

2 Responses to “Colapso, por qué unas sociedades perduran y otras desaparecen.”

  1. fotki.com Says:

    It truly at times astonishes me to know there is a blogger as soothing as you in cyberspace.

  2. Your writing style is fantastic, you should think about writing for cash.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s